Spanish/Espanol


La Bendición del Tener un Trabajo

La Bendición del Tener un Trabajo

Ingvar Kamprad,  es un millonario sueco que proviene de una familia humilde. Tenía una gran casa en la ciudad, aunque sus padres preferían seguir viviendo en una humilde choza en el campo. Tras el fallecimiento de su padre, pensó que era una oportunidad, para que su madre no quedara sola en el campo, por lo que la invitó a vivir en su casa. Ingvar se ocupó personalmente de que nada le faltara a su madre, para que pudiera vivir cómodamente y para esto le asignó algunos empleados para que la cuidaran y hasta puso un chofer a su disposición, para que pudiera pasear y distraerse.  Después de algunas semanas notaron que siempre pedía al chofer que la dejara  a las ocho de la mañana, en una esquina importante de la ciudad y la recogiera a las cuatro de la tarde. Este comportamiento constante despertó la curiosidad de su hijo y al investigar, pudo comprobar que su madre estaba trabajando como empleada doméstica en una casa de familia. Con dolor, el hijo le preguntó si acaso le faltaba algo, que no le había provisto,  pero simplemente respondió que prefería mantenerse ocupada, en lugar de pasar tanta cantidad de horas sin saber qué hacer. Aquel hombre de negocios comprendió que su madre, no trabajaba por algo material, ni por dinero, sino por algo mucho más profundo, la necesidad de sentirse útil y digna. Eclesiastés 3:12-13 dice: “Yo sé que lo mejor que puede hacer el hombre es divertirse y disfrutar de la vida, pues si comemos y bebemos y contemplamos los beneficios de nuestro trabajo, es porque Dios nos lo ha concedido.” Versión Dios Habla Hoy (DHH) Según un estudio de...


Read More

Page 6 of 6« First...23456